lunes, enero 17, 2005

El riesgo de expresarnos libremente

Hoy leia el post de Kira en respuesta a otro de Miguel Octavio. He aqui mis reflexiones.

Bertrand Russsel dijo una vez "nunca daría mi vida por una causa, al fin y al cabo pudiera estar equivocado". Ese pensamiento lo comparto porque como Kira bien lo menciona no vale la pena arriesgarse por comentarios hechos en contra de este gobierno. Por otra parte, si creo que uno debe expresar la opinión sobre un tema en particular aún a sabiendas que la posibilidad de que uno pueda arreglar algo es a veces remota. Es como una declaración de principios, si uno no opina o defiende principios éticos básicos entonces cómo quedamos ante nuestros amigos y familiares y en última instancia con uno mismo. Yo no me cansaré de opinar o denunciar lo que creo injusto o en conflicto con lo que considero mis principios. Pongamos como ejemplo lo que ocurrió en la segunda guerra. Creo que el caso del Holocausto hubiera sido mejor que lo mataran o metieran preso a uno en un campo nazi de esos antes que vivir con el peso en la conciencia de ni siquiera haber dicho nada. Claro no estoy seguro realmente de que estamos en un caso similar como el nazi, a lo mejor si, a lo mejor no, a lo mejor estamos en una discusión un poco más fanática que la que vemos entre caraquistas y magallaneros. Pero en lo que esto se ponga como el Chile de Pinochet o algo parecido te apuesto que nos inventaremos una para seguir denunciando sin tener que arriesgarnos al extremo. Se que han habido muertos de ambos bandos, muertos muy innecesarios, muertos muy evitables, muertos que nos duelen en el alma y que debiéramos siempre recordar con dolor. Creo que estas discusiones no merecen más muertos pero para que así pase creo que las personas de principios y creyentes en la paz y el diálogo sincero deben dar un paso al frente todos unidos para denunciar esta locura colectiva en que a veces creo que estamos. Si Miguel está siendo acosado y amenazado por lo que dice con todo derecho, aún cuando pudiera estar equivocado o parcializado que es su derecho por supuesto, es bueno que sepa que cuenta con más recursos de lo que cree y que hay gente de ambos bandos que apoya la libertad plena de expresión. La mayoría de los que escribimos estos blogs no somos periodistas ni abogados y no sabemos ni papa de la diferencia entre opinión e información o entre un insulto bien merecido a un canalla o la difamación, simplemente queremos decirle al mundo que la libertad de expresión es un derecho y que opinar y cuestionar a los que ocupan puestos públicos no solamente lo consideramos un derecho sino también una obligación y si estos personajes no les gusta pues que se la calen porque están para responder al pueblo y para que el pueblo los controle no para que ellos controlen al pueblo. Al que no le guste el blog de Miguel pues le recomiendo que simplemente no lo lea o que si quiere cree otro echando pestes de Miguel y los oligarcas, y si toca defenderlo porque le amenazan pues también lo haremos.

Gracias Kira por tu post, por hacernos reflexionar un poco.

2 comentarios:

bureado dijo...

Asi es, como dije en el blog de Kira, es cuestion de defender lo que uno quiere sin entregar sus libertades en el proceso. Creo que hay demasiada paranoia en el asunto, dudo que pase, pero si pasa, como ya lo he dicho, estare entre los primeros que se oponen a eso.

unocontodo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo... keep on posting..