domingo, julio 12, 2009

Neruda siempre

Hoy es 12 de julio. Neruda estaría cumpliendo 105. Y todavía hay algunos con la osadía de nunca haber disfrutado sus palabras, sus memorables paseos por nuestra alma. El poema 15 de sus "Veinte poemas y una canción desesperada" está entre mis favoritos inmortales.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía;

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

3 comentarios:

Vitus dijo...

Ya perdí la cuenta de cuantas veces dediqué este poema.

"La poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita."

Pat dijo...

Además del 15, me gusta el 6 y el 10. Los colgaré en mi blog como homenaje :)

Kepler dijo...

Está bien el poema, pero prefiero la Oda a la Cebolla.

Había otro poema de amor que escribió después que era más maduro, pero no recuerdo ahora.

Pensar que Neruda le escribió una oda a Stalin y lo defendió durante mucho tiempo, aun cuando sus otros amigos socialistas se molestaban con él por eso. Esto nos muestra una vez más eso de "zapatero a sus..."