jueves, marzo 22, 2007

Los revocables

No tengo idea de como se generó esta lista de revocables. Lo digo porque la última vez que vimos un revocatorio el escándalo fue fenomenal, con firmas recogidas, refirmadas, revueltas a refirmar, y entregadas a golpes en el CNE. Ahora no. De repente alguna gente fue tranquilamente al CNE y solicitó revocar a este gentío.

Pero veamos a quien conozco de esta lista. Primero los aragüeños. El gobernador Didalco encabeza a los revocables. Didalco nunca fue santo de mi devoción. He escuchado mucho cuento de sus interesantes y lucrativas actividades aquí en Maracay. También dicen que medio mundo es testaferro y que prácticamente esta es una ciudad de cómplices. Ni idea de si eso es cierto. Lo que si es cierto es que le quieren pasar factura y le van a cerrar el negocio. El alcalde Prieto es un militar más. Pero como no vivo en Maracay, solamente trabajo allí, no estoy muy en contacto con su actividad como alcalde. Sé que tiene enemigos como todos, pero hasta allí. Luego leo que está el alcalde de Cagua Carlos León. Este tampoco lo conozco aunque me la paso en Cagua. Pero si estoy muy al tanto de sus increíblemente infelices intentos de embellecer el pueblo. El tipo prácticamente destruyó la plaza principal (es plaza Sucre en Cagua, no Bolívar como en todos lados). Y nos ha tenido castigados con el tierrero por mucho mucho tiempo. Y no se le ve el queso a la tostada, solamente tierra y aceras rotas y nada que terminan lo que se supone que iban a hacer. Igual en la entrada de Cagua, hasta rompieron la escultura que había allí y la pusieron rota en un pedestal grandote como si nada. Supongo que también se le va a acabar el negocio de las remodelaciones eternas muy pronto.

El resto de la gente de ese listado son unos desconocidos para mi. La excepción por supuesto es el poeta de la revolución Tarek William Saab que no se que ha hecho para que le tengan tanta rabia y el alcalde de Baruta que todos sabemos que lo quieren declarar enemigo público número uno desde hace tiempo.

A ver en que queda esto y quienes de verdad revocan.

2 comentarios:

David Luna dijo...

Yo vivía en Cagua y aunque la alcaldesa que estaba antes se ganó todos los premios de ineficiencia y desastres, el actual también hay que sacarlo. Didalco tampoco es santo de mi devoción, pero creo que es el único que llegó allí por sus medios. Y al borracho, perdón, al militar Prieto deben sacarlo facilito. Esperemos y veremos.

RomRod dijo...

familia de los Luna de fundacagua?