sábado, mayo 07, 2005

El vuelto

Llegue Ud. a la caja de cualquier establecimiento de los alrededores de donde vive. El o la dependienta toma los artículos que Ud. desea comprar, suma sus precios y le dice a Ud. el monto total. Digamos que es algo así como Bs 10.129. De inmediato Ud. saca un billetico de diez mil y otro de mil para pagar. Y allí el cajero o cajera, para usar la costumbre revolucionariamente enredada de nuestros legisladores, le espeta la ya odiosa frase: "¿tienes doscientos?" (aqui siempre tutean a uno y hasta te dicen mi amol). La idea es muy sencilla en lugar de darte los Bs 871 vuelto, ellos esperan que tu les pagues Bs 10.200 para por supuesto no darte vuelto los Bs 71 que restarían. Y si se te ocurre decirles que los que deben tener monedas son ellos y no los clientes pues arrugan la cara y te repreguntan "¿no tienes ciento cincuenta?".

¿Y por qué no te doy cien yo y te quedo debiendo veintinueve en lugar de darte ciento cincuenta y que tu me debas veintiuno? ¿por qué siempre el cambio tiene que ser a favor del establecimiento y no del cliente?

Y lo peor es que uno ve la caja y está llenísima de monedas...

¿Pasa esto en todos lados o es nada más por aquí donde vivo?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Otra forma de robarte más! pasa en todas partes ,pasa en Sta. Mónica, pasa en Farmatodo donde cuando pagas en efectivo te "martillan" pero además las "ofertas" sólo están en el catálogo mas no en la caja. INDECU con ellos.

Ruurmo hotmail

Guillermo dijo...

...chamo, pasa en todas partes. Y siempre te miran como si el que tuviera que tener sencillo es uno, no ellos que tienen una caja registradora con espacio para eso :-D

Carito dijo...

En estos días debía cancelar $110 y la odiosa cajera me dijo: no tengo cambio para 20 ...le dije con mi cara lavada, bueeee, entonces cobra $120, te ganastes 10 facilito!
Del tiro salió a buscar los 10 debajo de las piedras :)
Por supuesto que esas son gracias que no se pueden hacer en el terruño :s

KBULLA dijo...

No me consta, pero en la empresa estuvo una pasante del INCE que venía de hacer pasantía en una institución bancaria.

Ella nos aseguraba que los cajeros de los bancos, tranquilamente se metían en el bolsillo (por monedas no devueltas) sumas que superaban los 50.000,oo Bs/día.

Y pensar que yo soy de la época en la que uno compraba 10 panes de a puya y el portugués (en agradecimiento por haber ido a su panadería a comprar) iba y te daba uno de ñapa. Ahora, somos nosotros los que nos vemos compulsivamente obligados a dejarle ñapa a las cajeras o cajeros. Aunque, a decir verdad, el roñoso del KBULLA, procura pagar siempre con tarjeta de débito.

Pido disculpas al administrador de este blog por el uso de anacronísmos como "puya" y "ñapa"

Saludos.

RomRod dijo...

pan de a puya? eres un viejito! yo soy de la época del pan de a locha jeje

lateka dijo...

Si yo supongo que se deben redondear un buen dinero.
Mi esposo jamás da sencillo porque dice que muchas veces con el cuento de que tiene los 200, 500, 1000, etc. algunos vivos buscan enredarte y darte menos vuelto del que deben.

Mila dijo...

ven pa' Margarita pa' que veas

Hombre Lobo dijo...

Y eso no es nada...

¿Te acuerdas de la famosa crisis del níquel de hace unos años? Pues bien, antes de que empezaran a salir los nefastos "tinoquitos" (esos billetes de 1 y 2 bolívares que se deshacían en la mano) yo pedí un café en una panadería y me dieron el vuelto (3 bolívares) en la simpática forma de 3 cajas de fósforos. Pues bien, yo no dije nada en ese momento, pero dos días después, cuando fui a comprar otro café EN LA MISMA panadería, esperé a que el hombre me cobrara y le pagué, como no... ¡con 10 cajas de fósforos!

Ni vieras el peo que se formó.

Jorge Gómez Jiménez dijo...

Pasa en el cine, pasa en la vida... Creo que es lo que llaman la "cultura del venezolano": todos contra todos.