jueves, marzo 27, 2008

Donde podemos caer cualquiera de nosotros

Esta mañana me enteré que una compañera de trabajo fue embestida anoche por un motorizado mientras ella cruzaba una calle en su carro. El motorizado resultó ser un señor que llevaba a su señora de parrillera cuando conducía por ese peligroso espacio que dejan los vehículos entre los carriles de una vía cuando hay una tranca de esas a que estamos acostumbrados. El cuento es que la señora parrillera se llevó la peor parte ya que chocó estrepitosamente contra el carro de mi amiga y tuvo varias fracturas en una de sus piernas. Desde luego el motorizado tuvo que dedicarse a atender a su señora y conseguir llevarla a un centro asistencial de emergencia. Todo esto mientras mi amiga, con su bebé en el carro, era detenida y llevada a la inspectoría de tránsito más cercana.

Rato después llegó afortunadamente el esposo de mi amiga y algunos amigos y familiares quienes rapidamente utilizaron sus influencias para no caer en la mafia oficial que rodea este tipo de casos. Las lagunas legales de nuestro sistema prácticamente fuerzan a que todo "presunto" responsable de un accidente de tránsito con heridos sea detenido. Sin siquiera importar si la persona en cuestión es una madre con un bebé todavía lactante. Aquí al parecer no hay fianza que valga ni nada de esas cosas que vemos en las series de televisión. Lo único que parece funcionar es que uno tenga la suerte de tener algún abogado hábil entre su lista de contactos o, mejor aun, algún funcionario oficial o militar que pueda hacer llamadas oportunas. Las llamadas parece que funcionaron, no sin una tarifa por supuesto, ya que el fiscal de la causa, pidió su correspondiente tajada para resolver todo y para que mi amiga no tuviera que quedarse detenida con un montón de delincuentes en algún retén.

El sistema siempre se mueve al son del que tenga más plata. Y por supuesto como el carro queda detenido, mi amiga queda amenazada con que la detengan, y todo hasta la audiencia, pues todo el proceso está mandado a hacer para que cualquiera en esa cadena proceda a martillarte y solicitarte dinero para facilitarte los trámites. Lo peor es que mi amiga tiene todo al día, incluso su seguro de responsabilidad civil que supongo cubre defensa penal, y aun así todos caemos en este corrompido sistema de pagos ilegales.

Yo solamente espero que el amigo motorizado comprenda que los accidentes pasan, que en este caso se puede demostrar que no hay responsabilidad penal de nadie sino tal vez algo de imprudencia de parte de él mismo, y que por supuesto el seguro de salud le resuelva lo sucedido a su esposa para que se recupere satisfactoriamente.

7 comentarios:

Kira dijo...

Si estas son las cosas que sin revolución o con ella, hacen que nuestro país no avance hacia el desarrollo. Todavía no entienden que no se trata de tener dinero, ni infraestructura, sino un sistema donde el ciudadano sienta que tiene derechos y está protegida. Que las víctimas serán escuchadas y que los presuntos responsables tendrán una defensa justa... Nuestro sistema solo tiene víctimas del propio sistema...
Espero que tu amiga salga de ese asunto de la mejor forma...

Waiting for Godot dijo...

A mi hermana y a mi un motorizado casi nos mata por querer vengarse ante lo que el consideraba una imprudencia que no era tal, mi hermana puse las luces de cruce y en tres segundos las cambió, el motorizado que había visto eso se le había adelantado pero al final no le pasó nada, pero el tipo en lugar de quedarse tranquilo se devolvió y con toda su fuerza se abalanzó contra el retrovisor y su casco, del susto mi hermana casi va a parar al guaire. Fue horrible. Un primo mío presenció el asesinato de una mujer que sin querer atropelló a un motorizado que intentó adelantarle de la manera incorrecta, el dice que en cuestiones de segundos llegaron miles de motorizados, sacaron a la mujer del auto a golpes y la mataron a golpes, la policía llegó cuando todo había terminado. Es terrible. Pobrecita tu amiga, lo siento mucho, espero que esta pesadilla pase pronto.

RomRod dijo...

asi es amiga Kira, solo que yo hablaría en primera persona ya que el sistema somos todos lamentablemente.

Lo del linchamiento amiga waiting es increíble, aunque supongo que ese tipo de episodios son más frecuentes de lo que creemos. Muy lamentable.

Kira dijo...

Tienes razón es en primera persona que debí haberlo escrito.

Vicente dijo...

¿Cómo se puede luchar contra este y otro tipo de corrupción? Cuando preguntamos esto, siempre sale algún comentario general lleno de eufemismos sobre la educación. Que si sacrifiquemos esta generación y eduquemos a la que viene. Que si inculquemos valores. Que enseñemos que pagar coimas en una aduana o incluso contratar un gestor, es corrupción.
Yo no creo en la educación como Santo Graal anti-corrupción. No lo creo simplemente por la máxima aquella de Bob Dylan: Para estar conforme con la ley, hay que romperla. Quien quiera graduarse de abogado, tiene que pagar coimas en los tribunales y en las torres (estos cuentos son famosos), lo cual significa que estamos hablando de un graduado corrupto y traficante, cuando termina la carrera.
Ejemplos así hay miles. Pero es cierto que en Venezuela se aplica la máxima aquella de que sólo van presos los pendejos o los pelabolas. El Chino de Recadi. El testaferro tal. Los crímenes de cuello blanco jamás se pagan, mientras al pobre hambriento que arranca un pan por acá lo meten en ese infierno hasta el fin de sus días.
No sé qué decir…

RomRod dijo...

estoy igual que tu Vicente, bastante escéptico. Saludos!

Lorenzo Albano F. dijo...

Una situacion mas vieja que el hambre, si me preguntas. Ya se quejaban

en Atenas

"Las leyes son como las telarañas: los insectos pequeños quedan atrapados en ellas, los grandes las rompen."

Anacarsis

En Irlanda

"Las leyes son como las telerañas que cogen a las pobres moscas y dejan pasar avispas y abejorros."

Jonathan Swift

Y en Francia

"Leyes: Sabemos lo que son, y lo que valen. Son telarañas para los ricos y poderosos, cadenas de acero para los pobres y débiles, redes de pesca en las manos del "gobierno."

Pierre Joseph Proudhon

Quien no ha tenido inquietud e incluso miedo que haya un herido por leve que sea, y documentable en un accidente de transito?

Luego estan los motorizados que son otro tipo de Mafia (o de Ley en su estado mas puro?).