sábado, octubre 07, 2006

De regreso

Resultaron dos semanas de trabajo en lugar de una. Eso es lo que pasa cuando uno trabaja con turbinas a vapor fabricadas hace ya muchas décadas.

La puesta en marcha de mi proyecto se encuentra como a la mitad. Tengo que volver en una o dos semanas para rematar las turbinas que faltan y dejar el sistema en producción.

Estas semanas han sido de trabajo duro. Sin descanso. Casi que ni me dió tiempo de conocer esta zona del sur del Lago de Maracaibo. Pero una tarde si pude escaparme y conocer un pueblito costero llamado Bobures. También desde donde estaba podía ver en todo su esplendor la majestuosa cordillera de los Andes. Alturas de casi cuatro mil metros vistas desde un sitio casi a nivel del mar. My hermoso. Aunque algo aburrido. Ni internet confiable hay en ese sitio.

Cuando me recupere de las siete horas del viaje de regreso coloco algunas fotos.

2 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

Espero logres descansar. Un saludo se te extrañaba :)

Adriana dijo...

Saludos, que bueno tenerte de regreso.

Descansa