lunes, agosto 18, 2008

Algunas noticias para leer

Revisando esta noche las noticias en la Internet me llaman la atención algunos titulares.

El ministro Chacín dice que "la inseguridad ha sido medianamente controlada y no ocupa un lugar destacado entre los problemas de los venezolanos". Parece jodedera, pero no, el tipo lo dijo en serio. Espero sinceramente que los familiares de las víctimas del hampa de esta semana, los de esta semana nada más, le nombren la madre como se debe a este señor. Yo no lo haré, a los servidores públicos, dice la ley (art. 223 del código penal vigente), hay que respetarlos... sin importar que ellos no lo respeten a uno.

La segunda noticia habla de los socialistas socios de nuestro presi en la Argentina. No tenía idea de la pelota de billete que manejaban los Kirchner. A lo mejor es que son de los capitalistas buenos. Con billete es muy sabroso ser socialista.

La última noticia que me llama la atención es esto sobre la compra de las cementeras. Compra a juro. Lafarge y Holcim llegaron a un acuerdo. Cemex pide más plata que la que el gobierno está dispuesto a pagar y por supuesto Chávez les responde con la expropiación. Capitalismo contra la fuerza del estado. Ahora el cemento será producido por el estado venezolano, espero que no pase lo mismo que con el gas doméstico.

2 comentarios:

LuisCarlos dijo...

Pues hoy creo que vi a Chávez, o a algún semidios del Olimpo del buró político de este país. En serio. Me pasó muy cerca. Tenía un aura de ser superior que te chorreabas en los pantalones.
Yo llevaba 30 minutos en el embotellamiento de la bajada de Tazón y de pronto una sirena de ambulancia nos hizo abrir paso. Y no, no era ninguna ambulancia. Era una camioneta blindada, seguida de 7 Hummers de cuyos vidrios asomaban unos cañones de armas largas. Además venía acompañada de unos cuantos motorizados con más calibre de bala que las teclas de mi laptop.
Fue impresionante.
De pronto quise ser socialista.
Ser humanista.
Ser un compatriota fiel al proceso.
Quise bajarme de mi mocho e'carro y decirle al protegido que impune se abría paso entre los ciudadanos: Te hago un trueque, mi reino por tu escolta.

Me da como pena vivir en un país en el que un ministro tenga más miedo que yo.

Mariale divagando dijo...

Es que lo has dicho claro, hay que respetar a los servidores públicos; es decir, a quienes SIRVEN, ves?

A estos cretinos no se les debe el menor respeto, ellos no lo merecen.