martes, septiembre 19, 2006

De tranca en tranca

La de anoche fue cortesía del palo de agua. La tormenta anegó calles, causó accidentes y desbordó ríos y quebradas. Nada del otro mundo, ya estoy acostumbrado a estas calamidades naturales que rara vez superan a las que me ocasiona el gobierno.

La de esta mañana fue cortesía de unos taxistas que tuvieron la amabilidad de llevar a cabo una pacífica protesta en el sitio que se conoce como La Encrucijada. La protesta era porque a los niños no les gusta que otros taxistas, de esos que llaman piratas, les hagan la competencia. Así que decidieron informarle a los miles de automovilistas de la hora pico su molestia trancando todo y ocasionando un despelote de proporciones casi bíblicas. Hasta la periodista que informa sobre el tránsito en la radio todas las mañanas estaba atrapada en la autopista sin poder llegar al estudio.

Yo ya llegué a mi oficina, así que a tomar un poco de café y olvidar las largas horas que pasé encerrado en mi carro.

3 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

Bueno amigo la ve zpasada no pude verlos, pero por aqui te tengo una cosita anti-stress para estas trancas ;) Agrega a tu angel de la guarda nocturno " y que a nadie se le ocurra portestar en la via mañana" :)

Adriana dijo...

Bueno y como empezaron las clases...

Mila dijo...

aqui la isla tambien esta insoportable con el trafico...