jueves, enero 31, 2008

Que días estos

Acabo de regresar de Maracaibo donde fui a terminar un proyecto pendiente. Afortunadamente todo salió bien y es ahora historia. Desde el lunes pasé unos días metido de cabeza en una planta industrial concentrado completamente. Esto por supuesto hace que uno sienta el aislamiento de los usuales canales de comunicación que suelen inundarme con información de todo tipo. Ya saben, correos, páginas webs de noticias, televisión y radio.

El aislamiento en que me mantuve fue tal que apenas me enteré del caso este del secuestro en Altagracia de Orituco y del triunfo de los Tigres. Pero ya regresando, anoche mismo, empecé a revisar mis feeds de bloglines para empezar a ponerme al día. Y apenas comenzando con mi larga lista de blogs pendientes leí en el blog de Afrael la terrible noticia de lo que le sucedió a su primo Pericles Ortiz. Vilmente asesinado por un comando policial que lo confundió con un delincuente y ahora tratan de corregir el entuerto con la conocida fórmula de ensuciar el nombre del muerto y acusarle de narcotraficante y quien sabe que otras mentiras.

Es terrible que esto siga pasando en nuestro país. Limpiar los cuerpos policiales y mejorar su capacidad técnica es urgente. No hacerlo es colaborar con la impunidad y con que sigan ocurriendo desgracias como esta de Pericles.

Yo desde aquí me solidarizo con los familiares y amigos de Pericles y los acompaño en esta dura hora.

3 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

Es terrible, es terrible, es terrible, hasta cuando? !!!! QUE IMPOTENCIA!

Adriana dijo...

Es que esto mi querido Rom indigna, arrecha, porque uno quiere vivir tranquilo, feliz, sin miedo, criar hijos decentes, buenos, pero cómo? en esta mierda de sociedad, dónde el presidente recomienda consumir alucinógenos, dónde los primeros matones son las fuerzas policiales, dónde la justicia está podrida, donde perdemos tiempo en averiguar quén carajos mandó a matar a Bolívar? Como Coño vivimos mi querido Rom, Cómo Coño?

RomRod dijo...

asi es Adriana y mi querida waiting, tal como le comenté a Afrael en su blog yo todavía sigo en shock.