miércoles, febrero 21, 2007

Fuenteovejuna

Llegué a la oficina y estacioné el carro en un lugar lejos de donde acostumbro. Allí vi que colgado a una pared había una pequeña jaula con un canario adentro. Saqué mis cosas del carro y entré al edificio pensando en el canario. Pregunté a todos por él y parece que nadie se había dado cuenta de que había un canario en la pared del estacionamiento. Otra persona dijo que posiblemente era del vigilante. Hice una pequeña encuesta y todos estuvieron de acuerdo en que es algo terrible encerrar a un ave tan hermosa. Así que siguiendo el mandato de Fuenteovejuna volví al estacionamiento, le abrí la puertecita a la pequeña jaula, tomé al canario suavemente con mi mano y lo saqué para que volara libre. Al escaparse de mi mano voló a un techo cercano y allí se detuvo, ya libre, mirando algo confundido al paisaje. Allí lo dejé.

8 comentarios:

Joa dijo...

Espero que el pajarito este bien... Se que es verdad que el encierro se ve mal, pero quizas estaba acostumbrado a eso y no sabe como conseguir comida por el solito. Ojala que yo no tenga razon y el canario este feliz.

RomRod dijo...

pensé en eso, por eso saqué la comida y el agua de la jaula para que las viera. Pero el pajarito era salvaje, no de esos canarios comprados. Creo que lo atraparon hace poco.

Maléfica dijo...

Espero que al "dueño" del canarito no le dé por dejar libre la batería de tu carro o algo así.
A mi tampoco me gustan las aves como mascotas, prefiero que haya árboles cerca y así los pajaritos vienen solos.

RomRod dijo...

le diremos que fue una decisión colectiva y endógena, llena de responsabilidad social mejma! y que la propiedad en estos tiempos es relativa...

Bettina Perroni dijo...

Seguro hubiera hecho lo mismo...

Su condición natural es la libetad, solo espero que sea fuerte y sobreviva.

Gracias por venir a Génesis

Waiting for Godot dijo...

Mi padre adora los canarios, si alguien le hubiera liberado alguno de los que ha tenido, se muere!
Pero yo estoy de acuerdo,las aves tienen alas para volar!

Hombre Lobo dijo...

Lo primero que pienso es que el pajarito, embriagado de su recién estrenada libertad, tiene altas probabilidades de terminar siendo el almuerzo de algún gavilán de los alrededores.

Pero espero euivocarme (jeje).

RomRod dijo...

bueno, eso pasa cuando uno no está en el tope de la cadena alimenticia... ahora la ecología local cuenta con un canarito más...