domingo, febrero 04, 2007

A quince del cuatro

No tengo mucho que contar del famoso 4F. Conozco a muchos que tienen historias interesantes, hasta protagónicas del 4F. Yo no.

En esa época yo era un simple ingeniero de soporte de marketing de sistemas de control distribuído. Ese día tenía una presentación de una propuesta para una empresa papelera en Valencia. Me levanté como todos los días, me encaramé en un Toyota 4WD que tenía en esa época y me dirigí a Valencia. Nadie me llamó, ni oí radio en el trayecto así que llegué a la fábrica en cuestión algo así como a las ocho de la mañana y me dispuse a esperar que llegara la gente de la presentación. En esta empresa fue que vine a enterarme que algo ocurría en Caracas, y eso que ya eran pasadas las ocho. Total que se suspendió la reunión y me fuí a la oficina a averiguar más del asunto. Ya todos sabían lo del golpe por lo que decidimos irnos a la casa. Volví a Cagua y fuí directo donde mis padres donde terminamos el día viendo TV. Pude ver a Chávez diciendo su famoso "por ahora" y luego aquel discurso de Caldera cuestionando lo que había pasado.

CAP siempre me pareció un demagogo más, su fastuosa inauguración en 1989 con la asistencia del mismísimo Fidel, luego lo del 27F, y ahora esto. Un golpe de verdad verdad, con tanquetas, muertos y todo. Militares rompiendo el famoso juramento de ser leales a la constitución decidían lanzarse a la aventura de resolver las cosas usando las armas que supuestamente la república les había confiado. Confusión total. Gente apoyando la rebelión, gente en contra de resolver los problemas usando la violencia.

El resto es historia. El 4F sirvió para desencadenar una cadena de sucesos que terminarían con Chávez en el poder. Nos guste o no. El camino en lo personal ha sido desastroso. Muchos de mis amigos, muchos familiares, emigraron. Los que nos quedamos hemos sufrido los embates de una crisis política y económica que parece no terminar. Hoy vemos como se repiten los mismos errores de la Venezuela saudita de los setenta. Gasto público inmenso, inflación y hasta una posible devaluación es lo que viene. Todo apuntalado por los altos precios del petróleo. Y nada de producción, la dependencia del petróleo es igual que antes. Seguimos viviendo en el espejismo del consumismo.

5 comentarios:

Elier dijo...

No se porqué cuando termine de leer tu post, me puse a cantar "quince años para contar las estrellaassss" (será estrelladas) je je
un abrazo Romrod

Waiting for Godot dijo...

Es incríble que en tan poco tiempo todo esto haya formado parte de nuestra historia.... y el ver un antes y un después tan radical...
Saludos!

fidelernesto dijo...

La verdad no comparto tus ideas, la realiad a mi me dice otra cosa, veo un pueplo sentirce orgulloso de ser Venezolano.!!

Saludos.!!

RomRod dijo...

a lo mejor eres uno de los encandilados que no ve un poco más allá. Los que vivimos la explosión derrochadora de los setenta lo que vemos es la repetición de los mismos errores, lo que pasa es que ahora le ponemos música de Alí Primera. No es cuestión de gente orgullosa de ser venezolano, creo que muchos seguimos siendo orgullosos, es cuestión del método que usan nuestros gobernantes para dizque sacar a este pueblo de la pobreza. Método por cierto que ha sido usado por todos los gobiernos adecos que hemos tenido, incluso este que es requeteadeco pero ahora con militarismo y tendencias claras de querer eliminar la disidencia. Y con disidencia no me refiero nada más a los opositores de siempre. No, me refiero a los espacios necesarios para desarrollar un verdadero poder popular controlador de quienes ejercen funciones públicas. Un sistema de balances y comprobaciones, donde se promueva el debate, la discusión, el pluralismo y se combata el fanatismo y el querer pintar todo el país de un solo color.

Afortunadamente se ha trabajado mucho en la inclusión, en incluir a todos en la construcción del país, pero todavía nos falta muchísimo. Créeme, a punta de conucos, cooperativas, peñeros y buhoneros no vamos a acabar con la pobreza. Por eso aunque muchos en el gobierno están empeñados en la transformación industrial del país todavía la alienación ideológica no los deja maniobrar hacia formas mucho más efectivas y rápidas de desarrollo.

La Mariposa Hily dijo...

Caramba...vengo y leo este post...creo que de todos mis linkeados...eres el unico que ha dicho certeramente lo que siente mi padre de este dia...!
GRan caballero definitivamente,comparto contigo el hecho en total,de que este camino nos llevara a la rapida devaluacion,lo queramos o no,tenemos que seguir trabajando por nuestros hijos. Muchas cosas me intrigan y en cierta forma, me intimida saber que sera de la Venezauela para nuestros hijos...pero confio en que tiene que haber un concilio de ideas,estos radicalismos no traeran nada bueno...un atontamiento progresivo de las masas insisto...con ese termino del Dr. Machado.
Para estas fechas..en el 92.yo estaba recien llegada de Miami...al cual viaje como regalo de quince años de mis padres y abuelos...quienes con mucho esfuerzo,reunieron el dinero durante meses para enviarme a disfrutar unos meses alla....un pais donde nada es facil y la vida del venezolano,queda demasiado rica y sabrosa..pero al ver como esas tanquetas irrumpian la capital y la tranqulidad, enviandonos el mensaje de que lo que nos venia era zarao....te digo,hoy solo veo ese dia como un dia triste,lleno de muertes inocentes,de traicion,de ira,resentimiento y falta de patriotismo..es mi sentir,respetando la opinion de todos...
perdona lo extenso!
Un abrazo para ti,tu esposa y los morochos!