domingo, mayo 21, 2006

¿Y para qué queremos que el Estado sea empresario?

Presidente Chávez: “Si no hubiera llegado la Revolución Bolivariana, aquí no quedara empresa del Estado”

La forma como se privatizaron empresas estatales en el pasado reciente siguiendo la moda neoliberal de los noventa hizo que muchos activos que estaban en manos del Estado venezolano quedaran bajo control de unos pocos afortunados con el capital para comprarlo. ¿Poder para la gente? ¿Power to the people? No, todo lo contrario, poder para unos poquitos. ¿Mejoraron las condiciones sociales de los trabajadores de estas empresas? En muchos casos no. Por ejemplo en Sidor la botazón fué fenomenal. Mejoró Sidor como empresa, eso sí, rentable para sus accionistas, que no son muchos por cierto aún cuando los trabajadores supuestamente tienen acciones pero sin poder alguno.

Asi que la pregunta es válida. ¿Queremos que el Estado tenga empresas que van desde compañías dedicadas a la fabricación de piezas de alumninio hasta las que se dedican a telecomunicaciones o distribución de petrtóleo en el extranjero? No lo creo. Es posible que algunos piensen que algunas iniciativas son necesarias para proyectar algún tipo de ideología social. Pero, ¿y si el Estado lo dirigen unos bandidos? ¿Cómo quedamos ahí? Como que mejor es quitarle poder a los ciudadanos electos y transferir ese poder a los que los pusieron allí. Al pueblo mismo.

Así que para mi privatizar debe ser devolver los activos productivos de nuestra nación a sus dueños originales. Y no a lo loco, ni de manera instantánea. Debe ser mediante un cuidadoso plan que vaya transfiriendo los activos de las empresas estatales a colectivos organizados distintos al Estado y con la capacidad para gestionar eficientemente dicha empresa no solamente en lo económico sino también en lo social. Hay por ahí algunos esfuerzos en ese sentido. Por ejemplo Invepal, que es la antigua Venepal, es una empresa de esas llamadas de "responsabilidad social". Allí el dueño sigue siendo el estado pero esta vez en sociedad con una cooperativa que conforman todos los trabajadores. No tengo idea de si está funcionando la idea, ojalá si. Pero lo que si me queda claro es que este es el tipo de organizaciones privadas a las que se debe ir transfiriendo poco a poco la propiedad de los activos estatales. Así la gente tendrá el poder sobre su propio destino sin depender de los funcionarios electos de turno. Eso es capitalismo popular. Claro, siempre que se logren desembarazar de ese pedazote que todavía controla el Estado. Aunque a lo mejor mientras se va viendo como va la cosa es necesario algún tipo de supervisión estatal.

Así que la privatización debe ser vista sin tanto miedo y sin tanto discurso político. El Estado puede reservarse el control de aquello que consideremos estratégico y de sus funciones básicas, cualesquiera que digamos que sean. Pero los activos productivos deben ser devueltos a los venezolanos de a pie, no nada más a aquellos que tienen en este momento el poder económico para comprarlos. Y a esos venezolanos de a pie debemos garantizarle que el control de esos activos ahora en sus manos perdurará en el tiempo y representarán un efectivo aumento de la calidad de vida. Una herramienta eficaz en el largo plazo para luchar contra la pobreza. Lo que menos queremos es que le entreguemos acciones a la gente y que en poco tiempo estas acciones terminen en manos de unos pocos y que el esfuerzo se diluya sin resultados y sin impacto en los índices de pobreza.

¿Cómo hacerlo? Esa es entonces la gran pregunta. Como entregar el control de las empresas estatales a la gente sin que perdamos el objetivo final de disminuir la pobreza. Ese es el plan, a corto, mediano y largo plazo, que a mi me gustaría ver reflejado en los planes de los diferentes candidatos, incluído Chávez por cierto.

¿O es muy utópico esto y siempre necesitaremos a papá Estado?

10 comentarios:

Reindertot dijo...

EPS. Empresas de Producción Social. Ya eso se esta cuadrando. Con papá-estado al principio, of course, mientras el modelo se consolida. Esperemos.

Saludos.

RomRod dijo...

anoche cuando escribí la nota nada que me acordé del término ese de EPS. Ese es el modelo de Invepal. Hace un par de meses pasé por allá y ví que la gente está esperanzada y con ganas de echar la empresa para adelante. Aunque creo que había algo de ingenuidad en cuanto al tamaño de los problemas que tienen que enfrentar, pero al menos están ahí echándole pichón. Saludos.

Larry dijo...

mientras el modelo se consolida

El modelo se va a consolidar y en 20 años, el gobierno todavía les va a estar dando dinero para mantenerse a flote.

Lo lamentable de que la mayoría de los venezolanos sean menores de edad (mentalmente hablando) es que no recuerdan o no se han molestado en consultar la historia de los años '60 y '70. En esa época al desarrollo endógeno lo llamaban sustitución de importaciones.

Klaus Meyer dijo...

"En esa época al desarrollo endógeno lo llamaban sustitución de importaciones."

D'oh!

Reindertot dijo...

Pues no estoy de acuerdo Larry. Las EPS (que es algo mucho mas amplio que la mision vuelvan caras) no se conciben como empresas capitalistas del estado. Pueden ser conformadas de muchas maneras, incluso con capital de empresas privadas comprometidas con el nuevo modelo. Revisa un poco de que van las EPS antes de que hagas esas asociaciones tan "alegres".

De todas maneras, todo se limita a la confianza que le tengas a este gobierno. Si tu postura siempre es cínica, DE BOLAS que nunca veras un acierto e incluso todos los fracasos de gobiernos anteriores lo verás reverberados aqui.

SAludos

Reindertot dijo...

De bolas que no es un secreto que la manera de creación mas frecuente, en esta primera etapa, es la encabezada por el estado y trabajadores de cierta comunidad. Por eso señalé que "papá-estado al principio". Pero de allí a compararla DE UNA con la sustitucion de importaciones...

Y si ROmRod, no se si ingenuos, pero los problemas no son pocos. Requiere una mentalidad diferente a la establecida. No es fácil.

Larry dijo...

Un cínico es uno que cuando huele flores, pregunta dónde está el ataud.

Las EPS son empresas a las que el gobierno les ha pedido explícitamente que no presten atención a las ganancias y pérdidas, porque eso es un concepto neoliberal. De allí a decir que en veinte años el gobierno todavía les estará dinero de tus impuestos a los nuevos empresarios socialistas no hace falta ser cínico, sino un pelo realista.

Y en efecto, los fracasos de los gobiernos anteriores se ven potenciados en este porque aquellos eran sólo medianamente socialistas, mientras que este lo es hasta los tuétanos (con su buena dosis de mercantilismo para los grandes empresarios amigos del proceso, claro está).

Lo más tragicómico del asunto venezolano es que en 1920 un economista austríaco demostraba de manera irrefutable que el socialismo es imposible como sistema económico y acá estamos 86 años después repitiendo la misma metida de patas que media Europa se vio obligada a sufrir después de la segunda guerra mundial.

Fue Bolívar por cierto, quien dijo que un pueblo ignorante es instrumento de su propia destrucción.

RomRod dijo...

¿de verdad les ha pedido que no le presten atención a las ganancias o pérdidas? Los resultados económicos son nos guste o no la forma de evaluar el desempeño de una empresa e incluso si queremos que esta empresa produzca beneficios "sociales" debemos procurar que sea sana económicamente, de lo contrario estará malgastando recursos de su entorno (es decir de subsidios estatales que provienen del dinero de los impuestos). Los resultados económicos son una medida del uso de los recursos tanto materiales como humanos. Así que sin billete, que es lo mismo que decir recursos, no hay EPS.

Me gustaría ver donde es que están esas directrices que dices.

Larry dijo...

Acá hay dos enlaces al respecto. De ahí a que exista un manual de funcionamiento de las EPS, no lo sé. No tengo ganas de sumergirme en el mar de la burocracia en internet.

Anónimo dijo...

no se si por ingenuidad o por ganas de convertirse en empresarios y esto con ganas de hacer unos realitos muchos en el proceso revolucionario; sean o no del mismo corte estan apresurados en entrarle a las EPS, y sobre todo cuando se les esta exigiendo a las empresas contratistas de PDVSA que consoliden y colaboren en la formación de dichas empresas... hay quienes estan creyendo y no han leido lo de que son empresas sin fines de lucro y solo van a colaborar en el enriquecimiento del gobierno Mesmo...