miércoles, mayo 02, 2007

La tómbola

La tómbola sigue operando como si nada. Seguimos esperando que nos toque. Creo que es difícil evitarlo en el estado en que están las cosas. Hoy le tocó fue a mi suegro. Ex militar y chavista para más señas. Llegando a su casa del banco esta mañana se encontró con la no muy grata sorpresa de que le venían siguiendo. Lo encañonaron y le quitaron lo que había retirado, un millón y medio de bolívares. Se ganó un cachazo, el susto, y el premio de poder contar la historia. No muchos tienen esa suerte.

2 comentarios:

egg dijo...

Con tal de que no nos saquemos el premio "gordo" :-(

Waiting for Godot dijo...

Lo triste es que nos conformamos y decimos: pero por lo menos no lo mataron... (como si el susto de que solo te roben y te peguen sea algo que agradecer)
Un abrazo.