miércoles, julio 25, 2007

¿Democracia y tolerancia?

El canciller Maduro dice que los extranjeros que ataquen al gobierno serán deportados. El mensaje es clarito. No se vale criticar al gobierno.

Ahora no se si esto es por las declaraciones del embajador japonés. A mi la verdad no me parecieron ni ofensivas ni que fueran ninguna intromisión en asuntos internos.

7 comentarios:

Larry dijo...

No, lo de los extranjeros fue causado por declaraciones de un político mexicano, miembro de la internacional demócrata-cristiana. Y en eso, me parece que tienen razón de protestar. A un embajador no lo pueden expulsar así por así, a menos que rompan relaciones diplomáticas y eso es un acto ya de mucha gravedad. Lo del japonés raya en lo idiota, ¿nadie puede ser más socialista que Chávez? Estoy buscando las declaraciones originales, porque los japoneses dicen que la traducción de lo que el Sr. dijo fue incorrecta.

RomRod dijo...

Una cosa es hacer una crítica al gobierno y otra ofender al gobierno o al país. Allí creo igual que tu que tiene razón el gobierno a exigir maneras a los visitantes. Igual que se lo exigieron a Chávez cuando se puso ofensivo contra Bush durante aquel discurso en la ONU. No conozco las declaraciones del mexicano, voy a buscarlas a ver.

Kabubi dijo...

Si, estoy de acuerdo, y esto debería aplicar igualmente a extranjeros que vienen a opinar en contra de otros sectores del país, i.e. Daniel Ortega criticando a los estudiantes.

Jose dijo...

Es realmente importante lo que puedan opinar los extranjeros?. No seria una leccion de democracia por nuestra parte permitir que expresen su opinion?. Mas preocupante es lo que puedan hacer que lo que puedan decir y en ese caso si que corresponderia una expulsion

Lycette Scott dijo...

Bienvenidos a nuestra perfecta democracia

Vicente dijo...

Lo del japonés no parece muy ofensivo... Pero es cierto que entre la guerra mediática y la gente que critica porque de verdad quiere colaborar, es difícil saber quién es quién...

Waiting for Godot dijo...

Si fuera por ellos todos nos iríamos a la misma measma.