domingo, febrero 22, 2009

Los lamentos de siempre

Leyendo a mi amiga Martha Beatriz y los comentarios de la reflexión que hice el día del referendo recuerdo lo importante que es que la oposición a Chávez medite sobre el por que de la derrota el 15F. Tal como dice Martha Beatriz, hasta ahora lo que se ha oído es una retahila de lamentos completamente equivocados. Entiendo que lamentos son lamentos y que la gente a la hora de llorar algo pues no está muy razonable que digamos, pero creo que ya es tiempo de avanzar.

Y el avance debe estar en la dirección de reconocer que es la conectividad de la propuesta lo que le interesa a la gente. El como afecta una propuesta política específica a mi interés, primero individual, y luego colectivo.

Que si la propaganda excesiva y el ventajismo. Que si este es un pueblo masoquista, o peor aun, ignorante. Que si el fraude (si, todavía hay gente que cree en eso).

La gente que votó a favor de la enmienda cree que Chávez es una coyuntura necesaria para un futuro mejor, que sin su liderazgo no podrán consolidarse los cambios que necesitamos. La gente que votó en contra no lo cree, piensa que sus problemas pueden ser resueltos de otra forma. Bueno, es hora de contar como, de presentar una alternativa clara y viable, que guste a las grandes mayorías, pero que no afecte ni las conquistas sociales hasta ahora logradas, que no represente un retroceso y que además garantice a las minorías representatividad en la vida política del país, cosa en que los errores de la misma oposición han ayudado a eliminar.

4 comentarios:

avila dijo...

Pues, con todo respeto, a mi me parece que todas esas reflexiones que hace la gente son importantes. Comenzando por el hecho claro de que en Venezuela NO hay independencia de poderes.
Y tanto ha repetido esto la "oposición" que ahora todo suena a cuento, así como el fraude. Pero no, NO es cuento, así como NO lo es el fraude y sería bueno desacostumbrarnos a la trampa, al ventajismo al Estado todopoderoso y a la no-independencia de poderes como algo normal y corriente porque NO son cosas normales en países democráticos.
Hasta que en Venezuela no se respete la INDEPENDENCIA de poderes, hasta que no se depure correctamente el registro electoral, hasta se haga una separación CLARA de lo que es Estado y lo que es gobierno, es decir, hasta que Venezuela no vuelva al cauce de la LEGALIDAD, no importa cuantas elecciones se hagan, todo seguirá igual. Ir a votar con esas reglas es perder tarde (15F) o temprano (2D)
No se menosprecia el trabajo social hecho por el gobierno, aunque no sea el primer gobierno que lo hace. No es menosprecia lo hecho en algunos sectores, aunque en mi estado (Vargas) NO se ven mejoras después de 10 años sino todo lo contrario: un abandono total después de “la tragedia” como la llaman los varguenses.
Pero lo cortés no quita lo valiente. Se puede hacer un gran trabajo social sin tener que destruir las estructuras del país, sin tener que destruir el orden existente y sumergir al país en caos, odio y violencia.
Que la gente reflexione me parece importante. Y me parece aun más importante que la gente se “ubique” en lo que estamos viviendo, en la realidad del país. NO vamos a ganarle al gobierno si las reglas no cambian, sino volvemos a ser un país democrático y no una caricatura de país.

RomRod dijo...

Cuando la gente pone en una balanza la independencia de poderes y el poder totalitario de Chávez contra el poder adquirir la cesta básica a través de mercal, poder enviar sus hijos a la universidad, tener un barrio adentro cerca o cosas como el que ahora cualquiera pueda tener de verdad una jubilación del seguro social pues seguro que la balanza se inclina hacia los beneficios sociales. Al 54% que votó por el Si no es que no le importe la acumulación de poderes de Chávez, lo que pasa es que la pelazón que sufrió en el pasado fue tan grande que esto está en segundo plano.

Y sobre el fraude, pues hasta ahora no hay evidencia de ello. Al menos yo que he participado en los últimos tres o cuatro eventos electorales de manera bastante cercana he visto que las auditorías han coincidido perfecto con los resultados publicados. Si hay fraude supongo que será a nivel de las cosas por las que nos hacen votar y la parcialidad del CNE, producto del totalitarismo. Pero, ¿eso es importante para la mayoría? Al parecer no, y en eso es lo que hay que reflexionar.

Vargas, donde vives, es un caso interesante. Después de todo lo que han sufrido mira como vota el estado, votan por Chávez. Por algo será, la gente no es tan estúpida como nos lo vende el estereotipo clasista.

Sara Medina López dijo...

Las posiciones de ambos,están encontrdadas,no son contradictorias,pensé que hay un sector de la oposición que vivió "el duelo" y comenzó sino a refexionar,si a analizar.No hubo fraude,pero si muchas irregularides,abusos,claro está que no fue determinante para los resultados,pero sencillamente no debería ocurrir en un país democrático.No hay independncia de poderes,pero la actitud no puede ser el dictámen de que jamás se obtendrá un logro a favor de los principios libertarios,de bienestar y progreso en el que creemos muchos.Estoy convencida,que si nosotros,los que somos capaces de hablar de nuestras coincidencias y diferencias,bajo un clima de respeto,que creemos en los principios que anteriormente expuse,desde nuestros pequeños espacios comenzamos a debatir,a propiciar la orgnización,si no existe,a agregarnos si ya está,estaremos haciendo mas de lo que pensamos.2009 es el año internacional de la astronomía,de los 4 objetivos que se han planteado,¿cuántos nos tocan directamente a los venezolanos?todos,a mi juicio,es sólo un ejemplo,estamos rodeados de muchos en nuestro cotidiano.Los abrazo,me encanta este espacio

avila dijo...

Precisamente a eso es a lo que me refiero, esa es la caricatura de país que tenemos. Uno en el que la gente se interesa más por la cesta básica que por la Patria o la Soberanía.
Ojo, no juzgo a nadie, simplemente es lo que se ha revelado (lamentablemente no rebelado) en el carácter del venezolano.
Ya se venía viendo con el “cuanto hay pa’ eso” y el “bájate de la mula”. Así que no es de sorprender que este gobierno (revolución?) haya sacado lo peor de nosotros y que eso sea el oportunismo, el arribismo y la sumisión que traen consigo la perdida de los valores morales… democráticos.
No quiero menospreciar u ofender a las personas que de buena fe y con las mejores intenciones votan por el gobierno porque lo consideran como la mejor opción; pero eso solo significa que son personas que tienen ideales y se movilizan para logarlos en el ámbito democrático. Eso no los hace sabios así como no nos hace sabios a los que votamos por lo opuesto.
Aunque ahora no vivo allá, me crié en Vargas, en un barrio pobre de esos sin agua y desde 1999 sin teléfonos fijos, y allá trabaje para el Referéndum del 2004 y les puedo asegurar que el fraude fue realmente procaz, (marca registrada del gobierno a la hora de cometer ilegalidades). Pero no sólo me refiero a ese fraude, Sara, el que se hace con las maquinitas y las transmisiones, sino a ese que fragua antes, al del REP, al del CNE, al de la ONIDEX. Nada más procaz.
Sara, lamento no compartir su optimismo a la hora de pensar que en un país sin independencia de poderes se puede obtener un logro “a favor de los principios libertarios” (esa frase dice mucho de lo que usted piensa de la situación venezolana, opinión que por demás comparto ampliamente), pero la verdad es que no lo veo. El orden democrático ha sido pervertido y un nuevo orden (desorden?) impera en el país por encima de los valores democráticos. Pero si por alguna razón va a formar un grupo de venezolanos dispuestos a dar todo por su país, a luchar por esos principios “libertarios”, y por el retorno a la legalidad, cuente conmigo…
Saludos,