miércoles, junio 15, 2005

El Extranjero



José Antonio Ramos Sucre lo recordé hoy gracias a un post de Roberto Echeto. Y coincido con él en el sentido de considerar a Ramos Sucre uno de los grandes desconocidos de nuestra literatura. El poema en prosa que copio a continuación se titula "El Extranjero" y es parte de su libro "El Cielo de Esmalte" publicado originalmente en 1929 por la Tipografía Americana en Caracas. Luego recogido en la Antología Poética de su obra que publicara Monte Avila en 1978. Este librito lo compré por allá en 1981 por la módica suma de Bs. 26 e incluye "La Torre de Timón", "El Cielo de Esmalte" y "Las Formas de Fuego". Una delicia.

"Había resuelto esconderse para el sufrimiento. Se holgaba en una vivienda sepulcral, asilo del musgo decadente y del hongo senil. Una lámpara inútil significaba la desidia.

Había renunciado a los escrúpulos de la civilización y la consideraba un trasunto de la molicie. Descansaba audazmente al raso, en medio de una hierba prensil.

Insinuaba la imagen de un ser primario, intento o desvarío de la vida en una época diluvial. El cabello y la barba de limo parecían alterados con el sedimento de un refugio lacustre.

Se vestía de flores y de hojas para festejar las vicisitudes del cielo, efemérides culminantes en el calendario del rústico.

Se recreaba con el pensamiento de volver al seno de la tierra y perderse en la oscuridad. Se prevenía para la desnudez en la fosa indistinta arrojándose a los azares de la naturaleza, recibiendo en su persona la lluvia fugaz del verano. Dejó de ser en un día de noviembre, el mes de las siluetas."

5 comentarios:

Hombre Lobo dijo...

Que bueno, señor Romrod, que alguien traiga a colación a ese genial cumanés. Pienso que a él le ha tocado una desgracia por partida doble: es desconocido (prácticamente) en el exterior y ENCIMA manoseado hasta la saciedad por los "literatos" de nuestro país. Al menos usted le hace justicia.

EBE dijo...

Gracias a tu artículo revisé un poco lo escrito por "el solitario de la torre desprevenida"....también me hiciste recordar un poco a Eugenio Montejo (nuestro ilustrísimo Premio Internacional de Poesía y Ensayo Octavio Paz) ...y que opinas de ese personaje tan atormentado y "particular" como lo fue Ida Gramcko"??

Intheflesh dijo...

Gracias por redimir de alguna manera la figura de Ramos Sucre. La biblioteca ayacucho tiene un tomo con sus obras completas. Saludos

Mila dijo...

La verdad verdaita es que no habia leido nada de este señor... al menos no que yo recuerde....

RomRod dijo...

Ida Gramcko, quizá por su gran labor como periodista, es uno de esos personajes que forman parte de lo que siento como mi país. Murió ya hace más de diez años y creo que no me acostumbro a que ya no esté con nosotros. Me encanta Montejo también. Voy a ver si busco ese tomo con las obras completas de Ramos Sucre por que esa antología poética de Monte Avila que tengo desde años es como dije una verdadera delicia.