lunes, julio 10, 2006

El Mundial

Ya se acabó. Todos a regresar a nuestras rutinas habituales.

Leí acá un comentario de un lector que me parece interesante reseñar:

"Realmente, los Mundiales se están conviritendo en un anacronismo. Si inicialmente, cuando era raro que los jugadores traspasasen fronteras para jugar en clubs extranjeros (de hecho, el que las traspasaba jugaba con la selección del país de adopción) era la única forma de ver frente a frente a los grandes jugadores de los cinco continentes, en estos tiempos ese atractivo se ha perdido por la apertura de fronteras en los mercados futbolísticos. Si además contamos con el hecho de que las selecciones únicamente cuentan con un mes como mucho para "ensamblarse" y jugar de la forma más parecida a un equipo, las probabilidades de ver buen juego disminuyen muchísimo con respecto a cualquier competición de clubes en las que los jugadores se entrenan juntos durante todo el año, con una gran presión. Así estamos, que acaba el Mundial y nos conformamos con la perfecta organización, el comportamiento del público y, si nos apuran, el buen tiempo en la mayoría de los partidos (podría ser interesante para los estudiosos del cambio climático comparar con el habido en el mundial 74 donde todos mis recuerdos son partidos bajo constantes aguaceros). Nos despedimos de un Mundial sin grandes figuras, sin prácticamente ninguna revelación, ni nada que reseñar. Ya ni es noticia que las selecciones africanas, en la mayoría de los casos plagadas de jugadores de ligas europeas, ganen partidos. El título de Campeón del Mundo cada vez tiene menos que ver con la calidad del fútbol que se despliega. Más bien la combinación de una buena defensa, la capacidad de resolver individualmente en ataque y la suerte en la tanda de penalties. Muy poco para la atención que se le presta.

Enviado por Alfonso . 11:16 10-07-2006"


A mi también me pareció desabrido este mundial. Los estoy viendo desde 1970, debe ser eso.

5 comentarios:

unocontodo dijo...

En buen criollo.... "una caimanera"... creo que es así...

En los equipos profesionales, los jugadores la pasan sin ver, ya que siempre saben quién está detrás...

egg dijo...

Un ejemplo de eso es Brasil, 22 estrellas pero ningun equipo.

Adriana dijo...

No será que ahora la cosa es como más de estrategia, de trabajo en equipo y no de individualismos, no sé pregunto la verdad, habré visto con conciencia -y sin fanatismo- solo unos cinco mundiales...

Saludos

Katty Ka-Bum!!! dijo...

Seh... de pana estuvo deshabrido este mundial, pocos goles, mucha defensa y bloody's penalties, no me la calo, o juegan o juegas, ya veremos en la Euro...

Regina Falange dijo...

He visto cinco mundiales y sí he podido apreciar todos los rasgos del texto al que hiciste referencia. Italia 90 fue un mundialazo de selecciones, USA 94 tuvo el colorido de los adelantos, sentó avances importantes respecto a un fútbol mucho más mediático además de que pienso que fue el último mundial competido con garra de las viejas, Francia 98 fue el mundial de la revelación y la consolidación del "fútbol de la estrella",Corea-Japón 2002 fue el máximo ejemplo de qué tan importante es que la sede llegue a las instancias finales, al precio que fuere, y Alemania 2006 fue el reino de las decepciones, la manifestación del cansancio y la supremacía de los penales. Los penales falsos, sobre la hora (Italia vs Australia) y la lotería de los penales, que en ningún caso favoreció al mejor (Suiza vs Ucrania, Argentina vs Alemania, Italia vs Alemania, Italia vs Francia)

Quizás suene loca una propuesta de este sentido, pero ¿hasta qué punto no será mejor q las finales del mundial de fútbol se jueguen a series? El mejor de 3, o algo por el estilo. No sé si contradiga el espíritu de juego, pero es que creo q cualquier selección con suficiente piernas y defensa feroz para sobrevivir 120 minutos puede ser campeón en penales. Eso le resta calidad al espectáculo y pone entredicho el mérito real de los equipos ganadores.