martes, noviembre 28, 2006

Bolivariano

Esta mañana tenía cita en un colegio de esos que llaman "bolivariano". Para llegar a él tomé el camino campestre. Eludí la congestionada autopista regional del centro y me adentré en la bucólica carretera que une La Encrucijada con Santa Cruz de Aragua y que me llevaría finalmente a Palo Negro. Para mi sorpresa el trayecto no me tomó ni quince minutos. Por la autopista yo calculo que me hubiera tardado fácilmente como una hora.

La carretera es algo angosta y después de un primer trayecto corto entre un hermoso cañaveral llegué primero a Santa Cruz de Aragua. Es fácil perderse aquí. Me ha pasado. Así que esta vez me concentré en las calles y pude salir rápido. No sin antes admirar algunas de sus quietas placitas y sus antiguas casas coloniales. La salida de Santa Cruz es algo accidentada. La carretera no está muy buena y ahora acá ya no hay cañaverales sino más bien platanales. Pero rápidamente después de algunas curvas y un largo recodo surgió Palo Negro.

Afortunadamente el liceo bolivariano, liceo no colegio porque así lo llaman, quedaba cerca del extremo oriental del pueblo así que no tuve que atravesarlo. Llegué, conversé con los amigos que preparan la logística del planetario y dimos unas tres clases. Todo salió perfecto. Los alumnos disciplinados e interesados y el plantel colaborando todo lo que pudieron. Al salir, detallé un poco el liceo y me dí cuenta del esfuerzo de esta gente. Carteleras llenas por todos lados, pizarrones llenos de problemas de química, más carteleras y dibujos alegóricos a las proyectos del liceo y a los héroes de la independencia. Y también comedor. Las instalaciones son amplias y cómodas aunque noté que les faltaba algo de mantenimiento en sus áreas verdes. Bueno, después de todo aquí en el centro del país el monte cuando decide crecer, crece. Y a toda velocidad. Así que no le dí mucha importancia. Ah, y baños limpios y con agua.

Y la palabra "bolivariano" salió a relucir en una de las conversaciones. Me dí cuenta de como usamos nosotros ese término. A veces de una manera poco profunda diría yo. Y la pregunta ¿Ud. es bolivariano?

Intuyendo una fútil discusión política fruncí un poco el ceño y sonreí respondiendo ¿acaso no lo somos todos un poco? Luego terminé de recoger y salí de vuelta a casa. El sol ya anunciaba la cercanía del mediodía.

En el carro venía cavilando sobre el tema. Sobre Bolívar y su famosa y a veces algo exagerada gesta libertadora. Y sobre lo que realmente significa ser "bolivariano". Ahora nuestro país ostenta ese calificativo, República Bolivariana somos desde la última constitución. Y creo que somos todos educados como bolivarianos. Al menos yo lo fui. Bolivarianos en el sentido de amar la patria grande latinoamericana y querer la identidad latinoamericana y la unión de nuestros pueblos. Creo que eso resume más o menos el ideal bolivariano. Aparte por supuesto de los ideales democráticos y de libertad. Pero principalmente creo que Bolívar aspiraba a una patria grande como contrapeso al Norte. Pues si es así, creo que todos somos algo bolivarianos. Algunos más, otros menos, supongo.

Y mi sonrisa leve al responder a la pregunta esta mañana venía de recordar un poco la historia de los Bolívar en el centro de nuestro país. Estos pueblos que recorría esta mañana eran más o menos los mismos cuando Bolívar cabalgaba por estos mismos valles. Pueblos llenos de familias fundadoras que provenientes de Europa y Africa llenaron de historia esta parte del país. Pueblos donde la familia Bolívar dejó sus descendientes por todos lados. El apellido Bolívar por esta zona no es raro. Algunos Bolívar actuales son descendientes directos de los Bolívar, otros de sus esclavos que orgullosamente tomaron su nombre. Algunos otros somos como mi familia, que descendemos del lado materno y el apellido Bolívar ya no se nos nota sino en nuestros genes. Genes que comparto con mi primo El Libertador.

No le dije a esa persona que Simón Bolívar el Viejo, sexto abuelo del Libertador y primer Bolívar en América, era también mi antepasado directo. Dieciséis generaciones atrás. Ni que Simón Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios era pues mi primo ya que desciendo de una de sus tías bisabuelas. Nada extraordinario esto la verdad ya que probablemente muchas de las caras que vemos todos los días en estos pueblos aragüeños comparten genes bolivarianos conmigo. Somos todos parientes de una u otra forma.

Lo de bolivarianos para muchos de nosotros habitantes del centro del país no es nada más lo de compartir ideales, también es algo de genética.

La mañana terminó con el sol brillando en todo su esplendor sobre el valle. Al cabo de unos minutos ya estaba de vuelta en la ciudad con su endemoniado tráfico. A tiempo para buscar a los chicos al colegio, almorzar y volver a la oficina.

7 comentarios:

luis dijo...

esta bueno el asunto. Yo tambien soy astronomo aficionado y por un tiempo perteneci a esa asociacion aqui en caracas.
tal vez se te ha olvidado algo de biologia. Cuando se dice que un hijo tuyo tendra la mitad de los genes tuyo y la mitad de su madre, es un promedio. es como el promedio de tirar una moneda y que caiga cara o sello.
Pero vamos a suponer que sea 50% y 50%.
ese tatarabuelo tuyo trasmitio la mitad de sus genes a sus hijos. cuando tuvieron hijos la relacion de primos solo seria 25%, si sigues ese razonamiento te daras cuenta que en 16 generaciones no queda casi nada. de hecho es posible que yo tenga mas genes en comun contigo que tu con bolivar.
pero la historias familiares se construyen con esos mitos. en mi familia tambien hay un mito similar, con el presidente Vargas. Pero es solo eso un mito bueno para contarselo a los chamos.

RomRod dijo...

a que asociación de astronomía te refieres Luis? Información sobre nuestro proyecto la puedes ver acá.

Bueno en mi caso no es un mito familiar. El árbol está debidamente documentado, jeje asi que me tengo que calar los genes de manera oficial. Y claro que recuerdo perfectamente todo lo relativo a la genética. Y muy cierto la cosa se va diluyendo de generación en generación, aunque uno siempre se queda como pensando sobre que pedacito de mi ADN comparto con Bolívar. Después de todo son unos cuantos billones de escalones de ADN.

Lorenzo Albano F. dijo...

Desde que tenia 6 anios lo se:

La gente que invoca a cada rato a

Dios...

A Bolivar (en Venezuela y en America)...

Y al "Pueblo" y "Patria", en cualquier lugar...

... Ni el padrenuestro ni la afiliacion que perjuran a gritos les creo...

Kira dijo...

entonces eres algo primo de mi esposo que es descendiente de Lino Clemente Palacios casado con la hermana de Bolívar, no? Qué cómico!

RomRod dijo...

asi es, somos primos. Si tu esposo es descendiente directo de la hermana del Libertador entonces técnicamente somos primos terceros. Aunque esos primos terceros de los que descendemos ambos están a algunas generaciones de distancia. Saludos!

daniel dijo...

soy de apellido bolivar pero no conozco mi arbol genealogico, lo que se con seguridad es que mi abuelo era negro. Por lo tanto debo caer en esa grupo de los descendientes de esclavos que adoptaron el apellido bolivar. Como puedo hacer para averiguar mi ascendencia?
Gracias.

RomRod dijo...

Daniel creo que lo mejor que puedes hacer es hablar con los más viejos de tu familia y anotar nombres, lugares y fechas. Hay mucha información en los registros antiguos de las iglesias, muchas están digitalizadas por los mormones, asi que puedes contactar alguna iglesia mormona cerca de tu casa y preguntar.