miércoles, noviembre 30, 2005

Poemas y otras cosas

A veces llegan a leer mis páginas gente de una sensibilidad que bien merece que sea destacada. Vean este poema de Juan, de Jaén, España:

A RAS DEL AIRE

En tardes como éstas imagino
mis manos crecientes sobre el cuerpo
rosado. Vastos
montes y ligeras ensenadas
de silencio hacen que el mirar trepe
como una araña sobre su oscura
pierna, oculta
entre neopreno desgastado.
Es tu piel como una hoja errante.
Es mi piel, arena insomne en donde
mueren cien olas, como cien plumas,
dejando huellas de espuma, y estelas
de caracoles.
En tardes como
éstas el tiempo
se detiene, en el mundo dejan
de morir sueños inverosímiles
y desconocidos: las palabras,
-por todo o en parte-
son clavos permanentes...las manos
se mantienen
así, estériles,
a ras del aire.


Hay más en su blog.

3 comentarios:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Notable y muy bueno.
Gracias por la cita y el descubrimiento.

Todo lo mejor para Usted.

Mila dijo...

Tu tambien tienes lo tuyo a la hora de escribir... Ese poema esta, como bien dce, lleno de sensibilidad... los tuyos tambien que siempe los leo

juan dijo...

gracias, de verdad.


Gracias