domingo, septiembre 18, 2005

¿Qué vaina es esta?

La esposa de Carlos Azupúrua denunció esta tarde que a su esposo lo tienen prácticamente secuestrado en la finca La Marqueseña. Al parecer un general de apellido Henríquez no deja que nadie ni entre ni salga de la finca.

¿Cómo es eso que un instituto como el INTI puede declarar unilateralmente que una finca no es de su dueño? ¿Y es que el Sr. Azpúrua no tiene derecho a la defensa? ¿Cómo es eso que se impide el acceso a la propiedad sin una decisión judicial? A mi me parece un vulgar pillaje lo que se está haciendo. Si quieren expropiar para eso hay un procedimiento bien claro en las leyes e incluye decisiones judiciales e indeminizaciones a los dueños.

Recomiendo echarle un vistazo al artículo de hoy de El Universal titulado Llano en Llamas, por Gustavo Azócar.

10 comentarios:

Adriana dijo...

Mi querido Romrod, Entiendo que te indignes y que no puedas creer ni entender este tipo de cosas, a mí, ya dejaron de impresionarme, tal vez será que me estoy resignando...

Cariños

RomRod dijo...

indignado pero no resignado. Hagamos bulla mientras podamos. Los principios hay que defenderlos asi sea publicando acá que apenas lo leen unas veinte o treinta personas... :-(

Guillermo Casanova dijo...

Adriana, te sale regaño, ¿como es posible resignarse a esto? Te recomiendo que te leas esto: A los omitidos, que son los más.
También pongo acá algo que recordé el otro día y que me perdone RomRod por utilizar su espacio: "El problema con las dictaduras, al igual que con los malos olores, es que uno se termina acostumbrando a ellas".
Independientemente de si esto es una dictadura o una dictadura en proceso, no hay duda de que es un estado totalitario y no podemos sencillamente acostumbrarnos... Piensalo Adriana, no te ofendas, pero tampoco te rindas.
RomRod tiene razón en la bulla, es lo que podemos hacer. Aprovechemos que tenemos unos blogs y que todavía podemos decir algunas cosas y digámoslas. Si alguien puede hacer algo mas, que lo haga, cada quien de acuerdo a su experticia.
Pero no nos rindamos, es lo menos que podemos hacer por nosotros y especialmente por nuestros hijos.

KBULLA dijo...

...ahora vienen a por mí, y ya es demasiado tarde.
(Bertolt Brecht)

Luzardo (AKA Procer) dijo...

No hay que permitir resignarse, porque eso sería como permitirles que vengan un día y se instalen en nuestras propias casas.

unocontodo dijo...

¿Cómo es eso que un instituto como el INTI puede ....?
NO ES UN INSTITUTO, SINO UNA DE LAS "ARMAS", DE ESTE PRECESO QUE “SÍ ESTÁ ARMADO"

¿Y es que el Sr. Azpúrua no tiene derecho a ....?
NO, ASÍ COMO NO LOS TIENEN LÁZARO FORERO, IVÁN SIMONOVIS, LOS PRESOS DEL TÁCHIRA, LA FAMILIA DE LA SRA.RON, ETC, ETC...

¿Cómo es eso que se impide el acceso a la propiedad sin una decisión judicial?
ASÍ DE SIMPLE, NOS LA CALAMOS O NOS LA CALAMOS... Pregunto : Qué es lo que recomiendan, si somos víctimas de un asalto? : “no poner resistencia”…

Mientras haya "real" en la calle, los "vivos" vivan de los "pobres" (sabiendo que estos, con un par de empanadas regaladas se conforman), los dirigentes de la oposición jugando con "cartas marcadas" (ingenuidad?, supervivencia?), y los empresarios en una encrucijada, escogiendo la opción de sobrevivir, .. no habrá reacción...

Nelson dijo...

Es sumamente lamentable lo que estamos presenciando, se escriben las paginas de la historia contemporanea para darlas como herencia a nuestros hijos.

Saludos

Nelson

Adriana dijo...

Ok, OK, me salió regaño, pero que le s puedo decir, de verdad marché hasta más no poder, tragué gas lacrimógeno como no imaginan, caceroleé hasta destruir mi batería de ollas, hice colas inmensas para votar, soy humana y me canso, me decepcionó...

Gracias de todos modos, estos sacudones son buenos...

Cariños

Guillermo Casanova dijo...

Te entiendo Adriana, pero ya pasaron dos años de las últimas marchas... ya hemos "descansado" bastante.
Ya no se trata de marchar, pero si de no resignarse, de hacer lo que se pueda y esté al alcance de cada quien. Blogs como el de RomRod son una excelente herramienta para llevar un mensaje. El tuyo lo es también; tienes muchísimos visitantes.
¿Acaso no es una cosa cotidiana el abuso de este gobierno?
No estás obligada a nada, nadie lo está en realidad, pero es bueno no resignarse ni rendirse y actuar, mientras se pueda.
Si al final estuvimos equivocados y solo fuimos profetas del desastre, pues le daremos grcias a Dios por haber sido paranoicos y porque el país y su gente nunca estuvieron en peligro.
Pero, ¿y si no estamos equivocados? "Después" será muy tarde.

Martha Beatriz dijo...

Ay amigos,
yo que voy y vengo a veces me pregunto cuando será la última vez y si me sucederá como a muchos cubanos...