viernes, julio 01, 2005

La colota de la ARC

Los que usamos la Autopista Regional del Centro esta tarde gozamos de una colota fenomenal que al menos tenía unos 12 kilómetros de largo. ¿La causa? Unos contentos ciudadanos que protestaban por el excelente gobierno que tenemos. ¿Y no y que habíamos reformado el código penal para evitar guarimbas y disturbios de este tipo?

El artículo 357 del código penal recién reformado y vigente dice:

“Artículo 357
Quien ponga obstáculos en una vía de circulación de cualquier medio de transporte, abra o cierre las comunicaciones de esas vías, haga falsas señales o realice cualquier otro acto con el objeto de preparar el peligro de un siniestro, será castigado con pena de prisión de cuatro años a ocho años.

Quien cause interrupción de las vías de comunicación mediante voladuras o quien por este mismo medio cause descarrilamiento o naufragio de un medio de transporte, será castigado con prisión de seis años a diez años.

Quien asalte o ilegalmente se apodere de buque, accesorio de navegación, aeronaves, medios de transporte colectivo o de carga, o de la carga que éstos transporten, sean o no propiedad de empresas estatales, será castigado con pena de prisión de ocho años a dieciséis años.

Quien asalte un taxi o cualquier otro vehículo de transporte colectivo para despojar a tripulantes o pasajeros de sus pertenencias o posesiones, será castigado con pena de prisión de diez años a dieciséis años.

Parágrafo Único: Quienes resulten implicados en cualquiera de los supuestos expresados, no tendrán derecho a gozar de los beneficios procesales de ley ni a la aplicación de medidas alternativas del cumplimiento de la pena."

¿O será que los que protestaban tenían cara de "pueblo"?

3 comentarios:

Caribbean Girl dijo...

Cara de Pueblo o enviados de esa organización roja llamada "Soberano" ????

jalberto dijo...

Un blog muy interesante, saludos desde España.

JOrge JOse dijo...

Error....El código es solo aplicable a escualidos de clase media que hayan leido el código. Un fragmento minúsculo de la población.